>

martes, 24 de mayo de 2016

Integrarán sistemas informáticos SAPE y NICARAO para mejorar servicios de justicia.



Realizarán en el primer semestre del año 2016, una combinación de criterios de recopilación, procesamiento y presentación de las estadísticas judiciales.

La Corte Suprema de Justicia en aras de mejorar la ejecución planificada de sus funciones, cimentadas en su Plan Estratégico Decenal 2012 – 2021, ha redoblado esfuerzos para la integración de dos de los sistemas informáticos utilizados por los judiciales para consolidar el proceso de mejoramiento de los servicios de justicia que se ofrecen a la población.


La Dra. Ileana Pérez López, magistrada Presidenta de la Sala Civil y Coordinadora de la Circunscripción Sur, promovió un encuentro entre los jueces de Rivas y responsables del Centro de Estadísticas de la CSJ.
El anuncio sobre el proceso de integración de ambos sistemas lo realizaron durante un encuentro promovido por la magistrada presidenta de la Sala Civil y coordinadora de la Circunscripción Sur, Ileana Pérez López, entre funcionarios jurisdiccionales del departamento de Rivas y las directoras de Estadísticas Judiciales, Planificación y Gestión de Despachos Judiciales de la CSJ.

Durante su intervención la magistrada explicó que el objetivo de dicha reunión consiste en “darles a conocer el funcionamiento de cada sistema a fin de adoptar un método de trabajo que permita tener un mecanismo único para obtener, procesar y analizar la información que planean y generan los judiciales”.

El Poder Judicial utiliza tres tipos de procedimientos para recolectar, planificar y clasificar los datos generados por cada unidad jurisdiccional, como son: el Sistema Automatizado de Planificación y Estadísticas (SAPE), el Sistema de Gestión del Despacho Judicial (NICARAO) y el Plan Operativo Anual (POA).

Estos sistemas tienen características muy propias. El NICARAO es un sistema de Gestión judicial de impulso procesal, que está diseñado para registrar todas las actuaciones de un proceso judicial y mide la gestión diaria del órgano jurisdiccional. Asimismo, proporciona Indicadores de gestión judicial, que son continuum del órgano jurisdiccional, oficinas de apoyo judicial y procesal.

El SAPE es un sistema estadístico que requiere información más específica de cada causa, para la elaboración de las Estadística e Indicadores Judiciales con una agrupación de información distinta, explicó la doctora Dina Cerda, Directora de Información y Estadística de la CSJ.

Agregó que “para el NICARAO asunto es todo”, desde una causa principal, auxilio judicial, hasta los exhortos. Mientras que para el SAPE una causa es propiamente demandas o acusaciones y no contabiliza otras actuaciones que se deriven de la misma causa y por ello “es necesario que estos dos sistemas se hablen, se complementen, es necesaria su homologación e integración”.


La Dra. Dina Cerda, Directora de Estadísticas Judiciales de la Corte Suprema de Justicia, explica a los funcionarios aspectos fundamentales del SAPE.

Los jueces realizaron observaciones para mejorar el sistema NICARAO. Una de ellas es corregir la duplicidad de información que se genera con el movimiento de un expediente que llega a acumular hasta diez movimientos, que son reflejados como asuntos y en algunos casos aparentan ser causas acumuladas y sugieren diversificar los asuntos.

Pese a los esfuerzos que en materia jurisdiccional realizan los funcionarios, los datos presentes en el libro diario no concuerdan con los datos suministrados por las direcciones encargadas de la recopilación de los datos estadísticos.

El fenómeno de la disparidad de datos se desarrolla porque el Sistema Estadístico del SAPE,  es alimentado por los  juzgados directamente  o por el personal designado para esta tarea. “Pero no están registrando toda la información que solicita el sistema de los expedientes que ingresan trimestralmente y de lo que se resuelven, tanto del ingreso y del acumulado”, afirmó.

Agregó que “si no tenemos información completa y actualizada, la información que brinda la Dirección de Estadísticas no coincidirá nunca con los registros administrativos que llevan los jueces en los libros, por ejemplo”.

Para algunos de los funcionarios judiciales, uno de los defectos que debería ser corregido del SAPE son los cortes que se realizan de forma trimestral y sugieren se realice de forma mensual, sin suspender el acceso al sistema que actualmente dura 20 días.

Para contar con una información equivalente que supere la disparidad de datos entre ambos sistemas, la Dirección de Estadísticas, la Dirección de Gestión de Despachos Judiciales y la Dirección de Tecnología de la Información y Comunicación trabajaron en la unificación de los criterios y equivalencias para generar un proceso único de facilitación de datos que sea de referencia para todo el Poder Judicial.


La etapa de unificación de criterios y equivalencias ya está finalizada. La Dirección de Tecnologías (DGTIC) desarrolla un interfaz en Módulo Web del SAPE, para extraer de forma automática la información pertinente del NICARAO.