>

martes, 30 de agosto de 2016

Facilitadores Judiciales han crecido de forma exponencial.


El Servicio de Facilitadores Judiciales de la Corte Suprema de Justicia, se ha multiplicado de forma exponencial, pasando  de apenas 14 el año de su creación, en 1999, a 4,476 auxiliares de la justicia, distribuidos en los 153 municipios de todo el país.


La Jueza Local de Familia, Dra. Mercedes Leiva Castellón, entrega su carnet a una facilitadora, al momento de su acreditación como auxiliar de la administración de justicia
El dato fue ofrecido por la doctora Verónica Lilliam Blessing Munguía, responsable de la Oficina de Atención al Servicio de Facilitadores Judiciales de la Corte Suprema de Justicia, durante su comparecencia en el programa radial “Una hora con la Justicia”, que dirigen el presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua, doctor Gerardo Rodríguez Olivas y el doctor Roberto Larios, vocero del Supremo Tribunal.

La funcionaria informó que el Servicio de Facilitadores Judiciales nació hace 17 años con 14 facilitadores rurales ubicados en el centro y norte de Nicaragua, para resolver los conflictos en esas comunidades. Paulatinamente fue creciendo a un facilitador por cada municipio y actualmente ya existen en las nueve circunscripciones judiciales de Nicaragua.

Dentro de los facilitadores judiciales se han ido incorporando sectores especiales, como las trabajadoras sexuales, diocesanos de Matagalpa, personas con discapacidad y comerciantes de los mercados.

“A nivel nacional tenemos 111 facilitadores con discapacidad, de los cuales 52 son varones y 59 mujeres, distribuidos en los departamentos de Granada (3), León (3), Rivas (4), Carazo (6), Matagalpa (9), Masaya (38) y Managua (48)”.


La Dra. Verónica Blessing, durante su comparecencia en el programa “Una hora con la Justicia”
La doctora Blessing Munguía dijo que este movimiento pionero en materia de acceso a la justicia, ocupa la segunda línea de acción del Plan Estratégico Quinquenal del Servicio de Facilitadores Judiciales de la CSJ, referido a la integración  de personas con discapacidades.

Explicó que los facilitadores han sido debidamente acreditados por la CSJ con un carnet, que les permite entrar a cualquier institución, a la policía y para coordinar con el director de la institución del Estado.


“Ellos reciben tres capacitaciones al año en las diferentes leyes y temas jurídicos. Se les prepara para que después vayan a desempeñar su trabajo con la población”, explicó la funcionaria de la CSJ.