>

miércoles, 28 de junio de 2017

Aplicación del CPCN requiere de un cambio cultural.


El director ejecutivo del Centro de Estudios de Justicia de las América, CEJA, doctor Jaime Arellano Quintana, afirmó que los procesos de cambio de un sistema escrito a un sistema oral adversarial, son procesos de cambio cultural que significan no solo aprenderse las normas procesales, sino “reaprender como hacer las cosas”.


El director ejecutivo del Centro de Estudios de Justicia de las América, CEJA, doctor Jaime Arellano Quintana afirmó que los funcionarios judiciales que atiende la materia civil deberán reaprender como se hacen las cosas.
Durante el acto de inauguración del curso de profundización sobre Litigación Oral en el Proceso Civil Nicaragüense, desarrollado bajo el auspicio y seguimiento técnico del organismo internacional, explicó que el constante estudio y la aplicación de ejercicios prácticos permitirán que los funcionarios estén capacitados para enfrentar los juicios.

 “Esta es la tercera ocasión que trabajamos juntos, siempre con el objetivo de mejorar las capacidades y destrezas de sus funcionarios de cara a un cambio que no es para nada superficial, es cultural, es mental, es toda una transformación y nos sentimos contentos de que confíen en CEJA, para acompañarlos en este proceso”, afirmó.

Agregó que cada país vive los cambios de forma distinta, “porque este es un cambio de cultura y mentalidad y no en todos los países se desarrolla de la misma manera. Nosotros hemos visto que todos los países que han iniciado procesos como este han tenido que preparar a sus funcionarios en procesos de litigación desde el momento en que están preparando la norma y cuando ya está en vigencia y obviamente ha sido de forma constante”.

Según el doctor Arellano Quintana, con este curso se pretende enseñar a los discentes como guiar una audiencia, las técnicas de la preparación del caso que actualmente se denomina “Teoría del Caso” y “lo más importante es determinar que es lo que se debe probar durante un caso para que esto les ayude a tomar decisiones de calidad”.


El curso de profundización sobre Litigación Oral en el Proceso Civil Nicaragüense es desarrollado bajo el auspicio y seguimiento técnico del CEJA.
“Evidentemente hay todo un proceso de aprendizaje, yo diría que se requieren no menos de cinco años para que se consolide el proceso y deben mantenerse los esfuerzos de capacitación porque estas son destrezas que las nuevas generaciones de jueces deben seguir aprendiendo”, explicó. 

Instó a los funcionarios a intervenir de forma activa en el curso y recordar que “es importante mostrarse con soltura a la hora de una audiencia y esto requiere práctica constante”.


El director ejecutivo del CEJA, dijo que “para los que fuimos formados para litigar en materia penal y civil de forma escrita, mediante expedientes, obviamente debemos reentrenarnos para pensar de forma distinta, porque ahora deberán guiar las audiencias orales y no seguir un expediente, pues tendremos un debate frente a nosotros, es ahí donde se va a generar la información relevante y nos dotará de insumos para tomar las decisiones”.