>

martes, 7 de junio de 2016

Managua se prepara para Sistema Automatizado de Gestión de Audiencias.




El nuevo Sistema Automatizado de Gestión de Audiencias, que está empezando a implementarse  en la Circunscripción Judicial Managua, es el principal desafío que enfrentan los jueces, magistrados y funcionarios judiciales de la capital, aseguró el ingeniero Héctor Ibarra Caldera, Director General de Gestión de Despachos Judiciales de la Corte Suprema de Justicia.


El ingeniero Héctor Ibarra, durante su participación en el programa “Una hora con la Justicia”.


El funcionario de la CSJ explicó este jueves 2 de Junio en el programa radial “Una hora con la Justicia”, dirigido por los doctores Gerardo Rodríguez y Roberto Larios, presidente del TAM y Vocero de la CSJ, respectivamente, el nuevo procedimiento y funcionamiento de las Salas de Audiencias de los juzgados capitalinos.

“El objetivo es maximizar el tiempo de uso de las salas; hasta ahora la asignación de estas se ha hecho de forma manual, pero ya estamos preparados para dar el salto hacia la automatización, la experiencia en otros países demuestra que con ello se logrará más agilidad en la administración de justicia”, explicó el ingeniero Ibarra.

Para ello se formó una comisión que creó un algoritmo para la asignación automatizada de la sala, en base a la cantidad de intervinientes, cantidad de acusados y tipo de audiencia, entre otras variables. “El sistema dará la fecha, la hora y la sala donde se va a realizar cada audiencia”, agregó.

“Lógicamente, este proceso lleva un tiempo establecido, pero no es una camisa de fuerza. Aunque tratamos que la programación sea rígida, si hay alguna incidencia la asignación de la sala queda bajo la responsabilidad de la Oficina de Gestión de Audiencias”, dijo Ibarra.

Disciplina necesaria
El director de la DGDJ advirtió que los jueces y magistrados  deben respetar los tiempos de asignación, ya que “si no estamos listos, se afectan todas las demás audiencias, como en un efecto dominó; por eso, si el juez no inicia en punto, inmediatamente el sistema le asignará la sala a otro juzgado”.


Equipo de implantadores de la Dirección de Gestión de Despacho Judicial, con sede en el Complejo Judicial de Managua.
“El nuevo sistema de gestión de audiencias es importante porque consolida el modelo de gestión de despachos judiciales; si este proceso se cumple con éxito, estaríamos trabajando de manera automática en todos aspectos de la administración de justicia”, aseguró.

Los directores de “Una Hora con la Justicia” reconocieron el esfuerzo de los funcionarios judiciales de la capital para adaptarse a los cambios tecnológicos que demanda la modernización de la administración de justicia. 

“En términos generales los jueces y juezas de familia han hecho un gran esfuerzo, me consta que han estado asumiendo esta exigencia con disciplina”, reconoció el director general de Comunicación del Poder Judicial.

Por su parte el presidente del TAM anunció que en el Complejo Judicial Central Managua, la dirección de Informática y de gestión de despachos apuran los preparativos para implementar el sistema automatizado de asignación a lo inmediato. En esta sede la implementación del nuevo sistema es todo un desafío, tomando en cuenta que este edificio existen 32 salas de audiencias.

El doctor Rodríguez y el doctor Larios reconocieron el gran esfuerzo desarrollado por los técnicos y profesionales nicaragüenses de las direcciones de Tecnología y Gestión de Despachos, quienes a partir de una transferencia tecnológica lograron desarrollar un exitoso sistema de gestión, que ha transformado para mejor la administración de justicia en Nicaragua.

“A partir del 2008 quedamos en el manejo total del modelo, viendo las incidencias y desde ese momento nos apropiamos del Sistema Nicarao y surge la Dirección de Gestión de Despachos Judiciales, puntualizó.


Actualmente existen tres categorías de implantadores: junior, senior y los coordinadores de sedes, que son los que resuelven cualquier incidencia, capacitan y realizan las réplicas a nivel nacional, añadió el funcionario.