Doctor Diego Arana asume Juzgado Quinto de Distrito de Familia.

Agilizar la tramitación y resolución de los procesos para dar respuesta rápida a los usuarios, es el objetivo que el doctor Diego Manuel Arana Castillo se fijó, al asumir su nueva responsabilidad al frente del Juzgado Quinto de Distrito de Familia de Managua.


El Dr. Diego Manuel Arana Castillo fungió como juez de Distrito de Familia en el Complejo Judicial de Bluefields, entre el 16 de febrero de 2011 y el 28 de abril de 2017
El judicial habló de sus expectativas teniendo claro que la finalidad del Código de Familia es buscar la restauración de la paz social y el rescate de valores mediante el ejercicio de la conciliación entre las partes involucradas en un proceso de familia.

Por eso aseguró que si se presenta la oportunidad, siempre aprovecha para llamar a los líderes comunales y religiosos para que a través de sus prédicas incidan en disminuir el incremento de divorcios que obedece a la pérdida de valores y de comunicación en las familias.

El doctor Arana Castillo destacó la importancia que tiene en la tramitación y resolución de las causas, la labor que desarrolla el  Consejo Técnico Asesor (CTA), estructura integrada por especialistas en sicología y trabajo social, concebido para elaborar los estudios sicosociales que la autoridad judicial ordena.

En ese contexto, recordó dos de los muchos casos que tramitó en Bluefields, donde de manera justa, objetiva y apegado a la ley,  resolvió sobre el futuro de dos infantes. “En ocasiones las partes no siempre brindan la información completa y necesaria al juez y hasta falsean la verdad”, anotó.

 

Antes de ser juez de Familia en Bluefields, el doctor Diego Arana Castillo fue suplente de los Juzgados Primero y Segundo de Distrito en Managua
Agregó, que uno de los casos más conmovedores fue un proceso de  regulación de la relación del régimen de comunicación y visita, en el que comprobó que no siempre las partes acuden a la justicia con lealtad procesal.

De acuerdo con el administrador de justicia, la madre biológica de un  niño que nació sin un brazo y sin una pierna reclamó su cuido y crianza alegando que la madrastra lo maltrataba.

No obstante, cuando el CTA realizó el estudio sicosocial, determinó que estando con la madrastra el infante recibía un trato digno y  amoroso, mientras que el tiempo que permaneció con la madre biológica no recibió asistencia médica, perdió varias oportunidades de mejorar su calidad de vida y lo peor, sufría abuso infantil porque la mujer lo usaba para pedir limosna en la calle.

Otro caso que le confirmó la importancia del CTA para escudriñar la verdad fue el de una mujer que durante la audiencia de divorcio fingió que convulsionaba de una manera tan convincente que tuvo que suspender la vista y enviarla al hospital.


El nuevo juez Quinto de Distrito de Familia, Dr. Diego Arana Castillo, fue recibido con efusividad por el Tribunal de Familia de Managua
Gracias al trabajo del CTA, luego se descubrió que para convencer de su supuesta enfermedad, la demandada conseguía epicrisis médicas que certificaban su presunto mal y con ellas también pedía dinero.

“Llegaba al juzgado con muletas o bastones; siempre lucía unas manos temblorosas para hacer creer que sufría estados de ansiedad o nerviosismo pero al salir del recinto se alejaba con toda tranquilidad y riéndose”, recordó el doctor Arana Castillo.


Entradas populares de este blog

USAID y Banpro firman convenio.

BANPRO PRESENTA NUEVO PRODUCTO.

Descubre el nuevo servicio Pagos Múltiples ACH.